Bienvenido a la Psicología

Blog divulgativo para acercar la Psicología al público interesado

martes, 11 de octubre de 2011

Formas de autoengañarnos

Uno de los términos del psicoanálisis que más ha calado en la cultura popular es el de "mecanismo de defensa".   Un mecanismo de defensa es una manera de defendernos de ser conscientes de una realidad que puede ser dolorosa. El proceso es básicamente el siguiente: en algún nivel sabemos algo, pero también sabemos que reconocer esa realidad nos haría daño, por lo tanto tratamos de no ser conscientes de esa realidad. Anna Freud dedicó su libro "El Yo y los mecanismos de defensa" precisamente a este tema. En este artículo intentaré explicar la manera en la que funcionan algunos de los mecanismos de defensa más comunes.



  • Negación: Seguramente sea el mecanismo de defensa por excelencia, implícito en todos los demás. Hay dos maneras de negación. Una de ellas consiste en no hacernos conscientes de algo que es evidente. En la película "American Beauty", hay una escena que refleja perfectamente lo que es la negación. El personaje de Kevin Spacey va a comprar droga al hijo del vecino, el chico tiene en su habitación varios aparatos electrónicos muy caros, que ha pagado gracias al dinero que gana traficando con droga, Kevin Spacey le pregunta: ¿Cómo tus padres no se dan cuenta de que traficas con droga, con todo el dinero que te has gastado en estos aparatos?, a lo que el chico contesta:"No subestimes el poder de la negación". No se me ocurre una manera mejor de explicar la negación. El refranero popular también sabe mucho de negación, cuando dice: "No hay más ciego que el que no quiere ver". Otro tipo de negación es cuando negamos con la palabra algo que es cierto, por ejemplo:"No vayas a pensar que me he enfadado por eso que me has hecho, no es que esté enfadado, solo me sorprende que seas ese tipo de persona...", Los romanos solían decir Excusatio non petita, accusatio manifesta.
  • Formación reactiva: Este mecanismo de defensa consiste en mantener una actitud o sentimiento aparente, de naturaleza opuesta al que sentimos en realidad. Por ejemplo, el dependiente de una tienda, ante un cliente maleducado, puede adoptar una manera de relacionarse excesivamente servil, como manera de defenderse de los sentimientos agresivos que siente. Otro ejemplo es la persona que como manera de reaccionar ante el miedo, lo que hace es negarlo y adoptar una actitud temeraria.
  • Despazamiento: Consiste en desplazar un afecto de una situación a otra que nos es más fácil de manejar. Hay dos tipos de desplazamiento, en el tiempo y en el objeto. Aquí, de nuevo creo que con ejemplos se entenderá mejor:
    • En el tiempo: Imaginemos que alguien hace algo que nos molesta, pero que en ese momento no podemos reconocer que nos está molestando. Aparentemente todo irá bien, no diremos nada, pero "se la guardaremos". La primera ocasión en la que esa persona nos haga algo por lo que si consideremos que nos podemos molestar, aprovecharemos para sacar la carga afectiva de la situación pasada.
    • De objeto: Es cuando descargamos un afecto sobre un objeto o persona distinto del que iría dirigido. Por ejemplo, a un mando intermedio de una empresa, su jefe le echa una bronca. La manera que tiene de hablarle le molesta mucho, pero no puede permitirse decirle nada. Cuando el jefe termina de gritarle, nuestro hombre vuelve a su despacho, llama a un subordinado suyo, y le echa una bronca para descargar sobre él toda la agresividad que le ha generado su jefe.
  • Proyección: El mecanismo de proyección es aquel por el que depositamos en el otro sentimientos y afectos que en realidad son nuestros. Por ejemplo, hay personas sexualmente muy reprimidas, que parece que en todo ven una intención sexual por parte del otro. O personas que no se pueden hacer cargo de su agresividad, y por tanto la niegan, que al no poder ser conscientes de su propia agresividad les parece que es el otro el que siempre siente agresividad hacia ellas. Aquí el refranero vuelve a ser muy perspicaz cuando dice:" Se cree el ladrón que todos son de su condición"
  • Conversión: Este es el mecanismo de defensa que encontró Freud en sus pacientes histéricas (dicho sin el tono peyorativo que se le ha achacado a esta palabra). Consiste en vivir a través del cuerpo un conflicto psíquico del que no podemos ser conscientes. En la película "El Padrino III" Corleone (Al Pacino) define magistralmente este mecanismo, cuando dice:" la mente sufre y el cuerpo pide ayuda".
  • Racionalización: Es cuando intentamos buscar una explicación coherente desde el punto de vista lógico o aceptable desde el punto de vista moral a sentimientos, impulsos y deseos a fin de justificar su existencia. A veces nos resulta complicado diferenciarlo del razonamiento. La diferencia es bastante clara, mientras el razonamiento busca la verdad, la racionalización busca la justificación. Por ejemplo, podemos estar enfadados con una persona porque no nos corresponde afectivamente, pero esto no lo podemos defender ante los demás o ante nosotros ( a veces no queda bien decir: "me cae mal porque me dió calabazas"), así que nos buscamos otras características de la persona que puedan justificar nuestros ataques hacia ella.


    Estos no son todos los mecanismos de defensa que hay descritos, pero si algunos de los más importantes. Me gustaría dejar claro que los mecanismos de defensa no son patológicos. Los seres humanos, a menudo nos enfrentamos con realidades dolorosas, y estos mecanismos nos ayudan a asumir la realidad poco a poco. Cuando pueden ser problemáticos es cuando se vuelven demasiado rígidos, o cuando siempre utilizamos una única manera de enfrentarnos a situaciones dolorosas o incómodas

    4 comentarios:

    1. "En algún nivel sabemos algo, pero también sabemos que reconocer esa realidad nos haría daño, por lo tanto tratamos de no ser conscientes de esa realidad" podría perfectamente ser también la definición del "doblepensar" de 1984. Interesante artículo, Carlos, como todos los de este gran blog. Enhorabuena.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Muchas gracias por tu comentario. Estoy completamente de acuerdo contigo.
        Es un gran libro, por otro lado.

        Eliminar
    2. Es verdad, yo personalmente descubrí que observando tanta maldad, injusticia y la existencia de humanidad insana se observa claramente que existe el demonio. Entonces por negación amo y digo que existe DIOS.

      Muy buen artículo.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Que manera mas sutil de hacer propaganda de la religion

        Eliminar