Bienvenido a la Psicología

Blog divulgativo para acercar la Psicología al público interesado

martes, 8 de noviembre de 2011

¿Qué es y cómo funciona el efecto placebo?

Primer plano de algunas pastillas, con uno con las palabras de Placebo, simbolizando la muestra de una medicina que se da a un grupo de control en la investigación médica, que no contiene ningún valor real medicinal Foto de archivo - 9748122Podemos definir el  efecto placebo como la mejora o desaparición de los síntomas de un paciente bajo un tratamiento que no tiene en si mismo propiedades curativas. La idea más extendida era que en el caso del dolor, el placebo actuaba sobre la representación de este, es decir que el dolor era el mismo, pero que a la persona le parecía menor. Sin embargo, los últimos estudios, realizados con las más avanzadas técnicas de neuroimagen, demuestran que los circuitos del dolor, así como la secreción de opioides son realmente modificados ante la expectativa del placebo.



 Wager, en sus trabajos de  2007 y  2009, demostró que la administración de un placebo (una sustancia sin ningún efecto), que se presenta a los sujetos como un analgésico (es decir, un reductor del dolor), aumenta la secreción de opioides endógenos (sustancia encargada de controlar los mecanismos del dolor), además provoca que estos opioides sean más efectivos, ya que también aumenta la capacidad de unión entre los opioides y las zonas cerebrales a las que se dirigen. Además, activa vías neuronales que inhiben la trasmisión del dolor por parte de la medula espinal, es decir, la médula espinal realmente informa de menos dolor.
Por otro lado, Goffaux, en 2005 mostró la actividad del placebo en el cerebro, y del cerebro sobre la medula espinal, de manera que se modifica realmente la trasmisión neuronal del dolor. De nuevo, podemos decir que los circuitos neuronales informan realmente de menos dolor.
Por otro lado, según el trabajo de Goffaux, parece que hay un efecto contrario al placebo, de manera que la expectativa de que realmente habrá dolor, anula el efecto de los fármacos analgésicos (destinados a eliminar el dolor), al disminuir la actividad de las vías inhibitorias del tálamo a la médula.

Con estos estudios, se demuestran los canales neuronales a través de los cuales funciona el llamado efecto placebo, así como se subraya la importancia de las expectativas personales en el dolor. Podemos resumir diciendo que si creemos que algo tendrá efectos analgésicos, los tendrá, aunque solo sea por nuestra expectativa. Y lo que es más importante, estos efectos no son algo subjetivo, sino que nuestras expectativas generan cambios reales a nivel neurológico, y estos cambios se pueden observar con técnicas de neuroimagen. Parece que la separación mente-cuerpo cada vez es más débil.

10 comentarios:

  1. Estimado Carlos, enhorabuena y gracias una vez mas por su esfuerzo en hacernos mas abordables ciertos conceptos e ideas de relevancia en nuestra labor profesional.
    Respecto a lo escrito, si le diría que la separación entre mente y cuerpo no es que sea cada vez mas debil, es que no existe tal división.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por seguir este blog y por su comentario. Yo no iría tan lejos en cuanto a la inexistencia de la división cuerpo-mente. Por ejemplo, creo que hay muchas personas que pueden enfermar físicamente sin que la mente tenga nada que ver en ello. Y según mi punto de vista, uno de los grandes problemas del pensamiento positivo es negar este hecho, lo que puede generar sentimientos de culpa e inadecuación a las personas enfermas.
    Por otro lado, de momento no podemos conocer la mente (emociones, pensamientos, etc.) de una persona simplemente examinando su cerebro.
    En este punto del conocimiento científico, me parece que la Neurociencia y la Psicología deben estar en constante contacto, pero no creo que ninguna de las dos esté en condiciones de poder integrar completamente a la otra.
    Un saludo, y espero seguir contando con su lectura y sus aportaciones.

    ResponderEliminar
  3. Carlos, estoy contigo. No tiene que haber forzosamente una relación enfermedad-mente, aunque en ocasiones puede suceder.

    ResponderEliminar
  4. Marc Slembrouck, Belgica14 de agosto de 2012, 8:24

    El tema me interesa mucho. Estoy convincido que somos seres psico-somaticos y que subestimamos el poder del subconsciente. Mente y cuerpo estan influiendose constantemente y tal vez, un dia encontramos el mecanismo...es decir, como funciona realmente.

    ResponderEliminar
  5. Por experiencia propia y a mis 26 años, he comprendido, despues de haber vivido experiencias dificiles en las cuales pase por muchas enfermedades psicosomaticas, que la mente maneja al cuerpo, esto solo lo puedo afirmar despues de comprobar que actualmente puedo controlar gran parte de mis enfermedades buscando la causa de ellas, creo firmemente en ello hablando desde mi experiancia, aunque no descarto ningun otro punto de vista..

    ResponderEliminar
  6. De manera personal creo que el poder de la mente es tan fuerte que definitivamente podemos lograr eso y mas con el hecho de creer en ello y en en particular con el efecto placebo también me consta que al menos con los niños y en particular con la medicina homeopática funciona por medio de los chochitos o pastillas a las que no se les agrega el medicamento a base de soluciones hidroalcoholicas, los pequeños mejoran malestares comunes con excelentes resultados sin necesidad de medicarlos con substancias agresivas a su salud.

    ResponderEliminar
  7. De manera particular el poder de la mente es tan grande que definitivamente podemos lograr creer que por medio de una pastilla sin substancia activa se quite algún malestar de manera constante, lógicamente quien la toma estará seguro que tal medicamento fue quien quito su malestar.

    Muy interesante lo que la mente puede lograr.

    ResponderEliminar
  8. Es realmente sorprendente el poder de las expectativas de nuestra mente sobre el cuerpo. Además de los estudios que comentas sobre los analgésicos, existen estudios con operaciones quirúrgicas placebo (donde se abre y se vuelve a coser sin hacer ninguna intervención más) con tasas de éxito cercanas al 30%!

    Lo que la mente cree, el cuerpo experimenta.

    Además se ha comprobado como el mismo analgésico es más potente si lo dispensa un farmacéutico con bata frente un farmacéutico sin bata, o que surte más efecto cuanto más grande sea la pastilla, a pesar de que la cantidad de principio activo sea la misma.

    En mi blog de habilidades sociales hay un artículo que habla precisamente del poder de las expectativas racionales, por si puede aportar más información al tema.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. excelente articulo, felicidades, ademas encontre que el placebo funciona aún cuando la gente sabe que es un placebo, es increible, les dejo el articulo por si lo quieren leer: http://www.psi-tec.com/2012/12/el-poder-de-la-mente-triunfa-otra-vez.html

    ResponderEliminar
  10. Ayudenme a hacer una investigación acerca de este tema

    ResponderEliminar